logo

Temás de interés para el consumidor >> Derecho de admisión

Facultad que tienen los titulares de los establecimientos públicos y los organizadores de espectáculos y de actividades recreativas de determinar las condiciones de acceso dentro de unos límites legales.

Respeto a la dignidad de las personas, sus derechos fundamentales y que todo el mundo es igual ante la ley, sin que pueda prevalecer ninguna discriminación (Constitución Española, Art. 14). Se debe evitar que se pueda negar a nadie, de manera arbitraria o improcedente, la entrada a los locales públicos. Las condiciones tienen que ser objetivas: no pueden ser arbitrarias ni improcedentes.

Las condiciones tienen que ser públicas, y con los requisitos siguientes: Hay que exhibir un rótulo en el cual se hagan constar expresamente las condiciones objetivas a que se supedita la entrada; debe estar sito en los accesos, ser visible desde el exterior y, en su caso, en las taquillas. Hay que exhibir un rótulo indicativo del aforo máximo permitido, en la entrada. Los rótulos en el interior sólo pueden servir de recordatorio de los sitos al exterior. Las condiciones se tienen que aplicar igual para todo el mundo. No pueden ser discriminatorias.

Comunicación

El establecimiento tiene que enviar la copia del texto del rótulo a la Delegación del Gobierno un mes antes del ejercicio del derecho de admisión, es decir, de la colocación del rótulo. La copia del escrito a la Delegación del Gobierno, debidamente sellada, tiene que permanecer obligatoriamente en el establecimiento. Se tiene que comunicar cualquier modificación del texto del rótulo a la Delegación del Gobierno.

Limitaciones de acceso:

Cuando el número de plazas establecido en la licencia se haya completado. A las personas que manifiesten actitudes violentas, agresivas o provoquen barullos. A las personas que traigan armas u objetos susceptibles de ser utilizados como tal. A las personas con ropas o símbolos que inciten a la violencia, al racismo o a la xenofobia. A las personas que puedan producir peligro o molestias a otros usuarios. A las personas que estén consumiendo, o muestren síntomas de haber consumido, drogas o sustancias estupefacientes o muestren signos de estado de embriaguez. Se tiene que proceder a la expulsión de las personas que dificulten el desarrollo normal del espectáculo o la actividad.

Responsabilidad

Es del titular del establecimiento o el organizador del espectáculo, o de las personas designadas que realicen el control del acceso y que estén identificadas como tal.

Reclamaciones

Cuándo el consumidor considere que se hace un abuso indiscriminado de este derecho o en el establecimiento no haya un cartel con los requisitos para entrar, puede formular en el momento una denuncia ante los cuerpos de seguridad y con posterioridad una reclamación.

© 2021 - Sernutec - Servicios y Nuevas Tecnologías